Piedras para césped con forma de huellas de pies

Cualquier jardín que se precie debe tener al menos un camino de piedras, para que los visitantes sepan por donde tienen que pasar para llegar hasta la puerta de la casa. En realidad esto no es estrictamente necesario a menos que vivas en una mansión con un jardín gigante, pero queda bonito ¿no?

Estas piedras para césped de jardín son más originales que los que habrás visto en otras ocasiones porque tienen una curiosa forma de huellas de pies enormes del tamaño de un Yeti … que quizás te sirvan para convencer a tus visitas de que no pongan los pies fueras y te estropeen el césped.

Tan solo tienes que decidir si los pones orientados hacia la casa o hacia fuera, pero en cualquier caso quedarán la mar de bien.

Cuestan unos 30 euros.

Deja un comentario