En este momento estás viendo Kodak tenía un reactor nuclear secreto con Uranio enriquecido en el sótano de su central de Nueva York

Kodak tenía un reactor nuclear secreto con Uranio enriquecido en el sótano de su central de Nueva York

Kodak es una de las marcas relacionadas con el mundo de la fotografía más importantes pero parece que justo debajo de una de sus inocentes plantas de fabricación escondían un secreto sorprendente: un reactor nuclear instalado en el sótano.

Kodak Park es el nombre oficial de unas instalaciones situadas en la ciudad de Rochester, a pocos kilómetros al norte de Nueva York. Este gran complejo está formado por varios edificios situados sobre una zona laberíntica de habitáculos subterráneos.

Lo que acaba de descubrirse es que en uno de estos sótanos Kodak estaba guardando un reactor nuclear que ha estado ahí durante los últimos 30 años, aunque en el año 2007 lo hicieron desaparecer guardándolo en contenedores especiales anti radiación y contratando guardas armados para mayor seguridad.

Bastante lógico teniendo en cuenta que el reactor contenía en su interior 1.5 Kg de uranio enriquecido, el mismo que se utiliza en bombas atómicas y que más de un terrorista estaría deseando hacerse con ese material.

Desde Kodak afirman que no disponen de documentación pública en la que se mencione el reactor nuclear, tampoco notificaron de su existencia a la policía local, bomberos ni a organizaciones gubernamentales encargadas del manejo y control de material peligroso.

La explicación de la compañía es la siguiente: utilizaban el reactor nuclear con fines de investigación, las partículas subatómicas que se generan pueden utilizarse para determinar la composición de un material sin dañarlo, buscar impurezas en materiales o para realizar tests de radiografías con neutrones. Al parecer Kodak estuvo utilizando reactores nucleares instalados en Universidades norteamericanas, pero parece que pensaron que era buena idea tener el suyo propio para no tener que depender de terceros.

Curiosamente, justo en el 2007 parece que Kodak pensó en derruir gran parte de sus instalaciones en Rochester, justo cuando intentaron hacer desaparecer el reactor.

Inquietante a varios niveles, uno de ellos el poder que parece tener una multinacional para pasar por encima de controles oficiales y tener capacidad para instalar su propio reactor nuclear sin que nadie tenga conocimiento de ello. [gizmodo, democratandchronicle]

Deja un comentario