En este momento estás viendo Cómprate un exoesqueleto al estilo Mazinger-Z por 1.000.000 de euros

Cómprate un exoesqueleto al estilo Mazinger-Z por 1.000.000 de euros

Los que tengan más edad recordarán a Mazinger-Z y los más jóvenes seguramente tengan referencias de ficción sobre exoesqueletos y robots Mechas, ¿vale? pues ahora ya puedes decir que estás viviendo el siglo XXI porque la idea ya dejó de ser ciencia-ficción para convertirse en algo real. Y además puedes comprarte uno.

Hasta ahora se sabía de exoesqueletos al estilo HAL-5 o similares, básicamente unas extensiones para tus brazos y piernas que te ayudan a realizar trabajos varios como levantar pesos. Sin embargo, todo esto queda casi a nivel ridículo cuando encuentras este robot de 4 metros de altura y cinco toneladas de peso.

El robot exoesqueleto está fabricado por Sudobashi Heavy Industry y tiene como nombre oficial ‘Kuratas’, tiene forma humanoide y la única pega que verán muchos es que no se trata de un robot bípedo, sino que funciona con cuatro ruedas. A pesar de que esto le quite algo de romanticismo tecnológico al asunto lo cierto es que el resto de características son interesantes.

Se controla desde dentro, es decir, puedes montarte dentro y utilizar una serie de controles para manejarlo mientras unas pantallas te ofrecen una visión de lo que ocurre alrededor.

Si sientes claustrofobia tienes disponible un segundo método de control basado en un software especial para tablets o smartphones que te permiten manejarlo a distancia. El robot es capaz de desplazarse a una velocidad de 10km/h, no demasiado pero suficiente para una máquina de este tipo.

Los interesados pueden hacerse con una de estas unidades por 1.000.000 de euros como precio básico, aparte si quieres añadir algún tipo de armamento, escudos o lanza-misiles con los que quizás podrías llegar a invadir algún pequeño país. [Suidobashijuko, link]

Esta entrada tiene un comentario

  1. Arturo

    No será muy útil para defender tu ciudad todavía…pero se puede adaptar para jugar paintball.

Deja un comentario