Biblioteca automática de la Universidad de Chicago

Los paseos entre estanterías llenas de libros se acaban en la biblioteca de la Universidad de Chicago. En lugar de eso están implementando un sistema automatizado y robotizado y unos grandes almacenes subterráneos donde los libros quedan preservados en estancias especialmente aclimatadas. Tiene capacidad para almacenar 3.5 millones de volúmenes ordenados según su tamaño para maximizar la eficiencia del sistema, pero no es solo el apartado técnico lo que llama la atención, sino la parte arquitectónica. Toda la biblioteca parece una gran cúpula construída con metal y cristal.

El sistema de búsqueda de libros se realiza mediante un sistema informatizado, te sientas delante de un ordenador para encontrar el título que estás buscando y cuando lo has localizado un mecanismo se pone en marcha y te lo lleva directo a las manos. Cuando lo has leído, el sistema para devolverlo es igualmente sencillo, tan solo lo introduces en una ranura y se guarda en su sitio automáticamente.

Una idea bastante interesante y práctica, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad ingente de libros que manejas rápidamente sin tener que perderte entre cientos de estanterías. Aun así para muchos se perderá el romanticismo de hojear los libros y poder pasar la mano físicamente sobre las tapas.

Deja un comentario