Utilizan una impresora 3D para clonar tarjetas de crédito y roban 400.000 dólares

Utilizan una impresora 3D para clonar tarjetas de crédito y roban 400.000 dólares

En su tiempo las impresoras 2D tradicionales sirvieron como herramientas especialmente útiles para los estafadores del mundo, gracias a ellas imprimir un billete era algo relativamente fácil, tan solo tienes que utilizar el papel adecuado, un escáner de alta resolución e imprimir con una buena impresora en alta calidad. De hecho, verás que programas de diseño gráfico como Photoshop no te dejan trabajar con imágenes de billetes directamente para evitar este tipo de cosas.

Ahora que la tecnología sigue avanzando, resulta que los amigos de lo ajeno se han pasado a la tecnología 3D. Un grupo de estafadores invirtió unos 20.000 euros en comprar una impresora 3D de alta calidad y se dedicó a imprimir tarjetas de crédito tan realistas que prácticamente no podían diferenciarse de una original.

La única parte relativamente complicada era conseguir datos reales para imprimir en una banda magnética, pero ‘especialistas’ de ese nivel no parecieron tener mucho problema al respecto, de hecho en poco tiempo consiguieron hacerse con 400.000 dólares, 20 veces más que la inversión que realizaron al comprar la impresora 3D.

La cuestión es ¿son las impresoras 3D seguras? Si esta historia te parece un poco inquietante, todavía no es nada si te paras a pensar que cualquiera podría imprimirse un arma como una pistola o un rifle en su propia casa, de hecho ya hay sitios web que últimamente han creado polémica en este sentido.

Concretamente existe un arma de asalto llamada AR-15 que se puede comprar por partes en EEUU casi al completo … todas sus piezas están a la venta de forma comercial menos una especialmente importante, entre otras cosas porque sin ella es imposible que puedas montar el rifle. La cuestión es que un sitio web ha puesto a disposición de quien lo quiera el plano necesario para imprimir esa pieza clave del AR-15 utilizando una impresora 3D.

Fuente y más información en ubergizmo, psfk y techcrunch

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario