Supermercados ahora te espían para saber qué te gusta comprar, Shopperception

Quizás ya lo sepas o lo has observado por ti mismo, pero cuando acudes a un supermercado a comprar comida los productos no están situados de forma aleatoria, sino siguiendo un patrón que te obliga a caminar por los pasillos lo más posible para tentarte a comprar aquello que no pensabas en un primer momento. Estas técnicas de márketing maximizan las compras en los establecimientos pero podrían quedarse en nada si se popularizan nuevos sistemas como Shopperception, un sistema ‘espía’ que detecta cada paso y movimiento que das dentro del supermercado mientras realizas tus compras.

deteccion-comportamiento-clientes-supermercado

Shopperception funciona de una forma bastante inquietante, porque parece que los más paranoicos no van a dejar de sentirte espiados ni cuando van a comprar el pan. El sistema en sí funciona con una serie de sensores 3D que detectan el movimiento de una persona alrededor del establecimiento, a qué lugares se dirige en incluso marcando ‘zonas de calor’ como las que puedes ver en la imagen superior. En estas imágenes digitales se ve cómo los clientes interactúan con los productos, cuáles son más demandados y cuáles menos, etc.

El sistema es aparentemente anónimo y básicamente se dedica a recopilar información sobre el comportamiento general de los clientes, pero lo cierto es que hoy día es relativamente fácil que un sistema de vigilancia realice una captura de tu cara, haga una búsqueda en Facebook y otras redes sociales y sepa automáticamente quién eres y qué es aquello que te gusta. [Vía ubergizmo]

Gran Hermano te escucha: micrófonos en autobuses urbanos grabarán conversaciones de todos los pasajeros

Si ya te sentías paranoico pensando que el gobierno y las grandes multinacionales te espían de una manera u otra ahora ya no se andan con disimulos: en algunas ciudades de EEUU se ha puesto en marcha un proyecto que se basa en instalar micrófonos en todos los autobuses urbanos de manera que se graben las conversaciones de los pasajeros. De todos los pasajeros.

De momento las ciudades afectadas serán algunas de las más pobladas a lo largo y ancho del país, supuestamente para luego extender el sistema al resto de ciudades más pequeñas.

Actualmente ya existe una red de cámaras de vigilancia situadas en estaciones de autobuses, trenes y aeropuertos para tener un seguimiento visual de qué es lo que ocurre en esos lugares tan transitados. Los nuevos micrófonos formarán parte de esa red ofreciendo una banda sonora sobre lo que se está hablando y lo que no.

Hace años las cámaras supusieron un pequeño escándalo porque muchos ciudadanos no veían con buenos ojos eso de que alguien les estuviera observando anónimamente, más aún cuando alguna de esas cámaras podían cambiar de dirección y apuntar a ventanas de viviendas privadas. Ahora el tema se vuelve más caliente porque cualquier secreto privado que estés contando a un amigo en el autobús acabará siendo escuchado por quién sabe quién.

Obviamente, el sistema se ha presentado como una novedad en el terreno de la seguridad para mejorar la protección de los ciudadanos y los pasajeros y blablabla, pero lo cierto es que ahora alguien podrá saber a quién votas, cuál es tu religión, si has cometido terribles crímenes como descargarte una película de Internet o, afinando el sensor del micrófono, si le dices a tus amigos que escuchas AC/DC pero en realidad en tus auriculares suena Enrique Iglesias o algo peor. Todos tus secretos al descubierto. [Wired, imagen Wikipedia]

Microsoft convirtiendo Kinect en un espía a lo ‘Gran Hermano’

Microsoft siempre ha sido una compañía criticada desde el punto de vista de que ofrecía poca innovación en sus productos. Este tipo de comentarios se cerraron automáticamente cuando presentaron la increíble Kinect, el dispositivo basado en algún tipo de ‘ojo electrónico’ capaz de detectar tus movimientos delante de la videoconsola.

Todo esto suena divertido e increíblemente futurista pero ¿te paraste a pensar en las posibilidades ‘obscuras’ del invento? Una nueva patente salida a la luz parece desvelar que Kinect podría convertirse en uno de los sistemas de espionaje hogareños más sofisticados de la Historia.

Imagina que estás delante de tu videoconsola y que la Kinect está detectando cuántas personas se encuentran en la habitación. En caso de que hayas pagado la licencia de un juego para ‘dos jugadores’ éste acabaría bloqueado en el caso de que el sistema encontrar que existen 4 personas en la habitación.

Igual si pagaste ‘entradas virtuales’ para visualizar una película online, imagina que compraste una licencia de visualización para dos personas y justo en el momento en que vas a descubrir el nombre del asesino entra otra persona en la habitación o abres la puerta al repartidor de pizza. La película se cortaría automáticamente.

El tema va todavía más allá, porque el sistema en principio sería capaz de detectar si alguna de las personas presentes en la habitación es menor de edad con la idea de bloquear contenido para adultos. ¿En serio? Mala noticia para las personas con cara aniñada o con una altura poco desarrollada.

La parte más inquietante es que podrían añadirse sistemas de reconocimiento facial y detectar quién está en la habitación contigo. Luego esta información podría (o no) enviarse a los servidores de Microsoft o vete a saber dónde. ¿Tendremos privacidad en casa en el futuro? [La patente en cuestión aquí, vía Gizmodo]