La red inalámbrica más rápida del mundo: 100Gb por segundo y subiendo

Es posible que llegue un día en el que los cables sean innecesarios para la mayoría de los casos en un mundo repleto de conexiones de datos hasta la transmisión de energía de forma inalámbrica. De momento encuentras pequeñas maravillas como este desarrollo de unos investigadores alemanes que han conseguido una red sin cables que alcanza velocidades de, nada menos, que 100Gb por segundo. Si realizas un cálculo comparativo con tu actual conexión a Internet te das cuenta de que los 20 o 40 Mb vía cable que quizás disfrutes en la actualidad se quedan bastante desfasados. La parte más interesante: los mismos investigadores afirman que pueden subir la cifra hasta varios Terabits por segundo, es decir, miles de Gigabits o millones de Megabits.

redinalambrica100gbps

El equipo al cargo de la investigación pertenece al Instituto de Tecnología de Karlruhe y, curiosamente, habían sido los mismos que ya batieron el anterior récord de velocidad de transmisión de datos inalámbrica alcanzando 40Gbps y ahora han conseguido más del doble.

Para conseguir el récord se basaron en una señal cercana a la frecuencia del terahertzio, radiaciones electromagnéticas con frecuencias entre el borde de alta frecuencia de la banda de microondas y el de la larga longitud de onda de una luz infrarroja lejana.

La principal ventaja de la nueva tecnología es obvia, una conexión a Internet puede disparar su velocidad hasta límites impensables hoy día. La desventaja que presenta actualmente es que como mucho funciona en un rango de un kilómetro aunque, como todo, parece cuestión de tiempo que se consiga una red inalámbrica basada en esta tecnología que cubra una ciudad entera o incluso largas distancias sin necesidad de instalación de cable alguno, ni de cobre y fibra óptica, alcanzando incluso zonas rurales de difícil acceso. Link

Alternativa al WiFi: alcanza 1Km y apenas gasta baterías, Flutter

Un nuevo tipo de red inalámbrica acaba de nacer, se llama Flutter y presenta dos características que podrían llegar a desplazar a las ya clásicas redes Wi-Fi. Una de ellas es que apenas si consume energía, es decir, una batería que alimentara un sistema Flutter duraría más que con un sistema WiFi. La segunda es que tiene un alcance efectivo que ronda 1Km de distancia. En algunos casos, alguien podría llegar a usar desde el trabajo el router inalámbrico de su casa.

red-wifi-flutter-2

Dicen que toda tecnología acaba quedando obsoleta por alguna nueva idea (que le pregunten al inventor del disquette), y en este caso es posible que le haya llegado el turno al WiFi. Lo curioso es que detrás de este invento no se encuentra una poderosa compañía tecnológica, sino un ingeniero que ha trabajado por su cuenta y ahora busca fondos en Kickstarter para conseguir concluir el proyecto y desarrollar un software optimizado para el invento.

red-wifi-flutter

Las características de Flutter son impresionantes. Un rango de acción de 1Km y hardware que encripta la información que viaja por la red utilizando AES a 256-bits. Esto no es poco, porque a nivel ‘casero’ encontrarías que el router que tuvieras en casa con esta tecnología podría accederse en gran parte de la ciudad, es decir, podrías estar en la parada del autobús o un restaurante cercano utilizando tu propia conexión a Internet.

Actualmente ya existen algunas alternativas al WiFi como Zigbee que presentan también características avanzadas. Sin embargo, en el caso de Flutter, el hardware es barato (basado en Arduino), el consumo energético es muy pequeño y, además, el proyecto es Open Source. La idea del inventor es que ‘cualquier cosa’ en tu casa pudiera estar conectada a Internet de forma barata y sencilla.

Convierte tu contraseña Wi-Fi en un código QR

Si quieres tener una red WiFi lo bastante segura entonces no te queda más remedio que recurrir a algunas medidas como utilizar una de esas contraseñas larguísimas compuestas por letras y números. Esto añade un punto extra de seguridad, pero el problema a veces es precisamente recordar ésta contraseña o compartirla con amigos o compañeros de trabajo en la oficina. Un usuario de Reddit pensó en una solución rápida: convertir su contraseña WiFi en un código QR para luego imprimirlo y colgarlo en la pared en un lugar visible:

A partir de aquí, cualquiera interesado en conectarse a la red inalámbrica solo tiene que utilizar un lector de códigos QR en su smartphone para obtener la contraseña rápidamente. Si la idea te parece lo suficientemente buena como para aplicarla en tu caso he aquí que han creado una página web donde se genera el código QR de forma automática. Simplemente accede aquí al formulario, introduce los datos y pulsa el botón ‘Generate WiFi QR Code’, luego guarda la imagen generada e imprímela.

Red de infrarrojos 46 veces más rápidas que las redes Wi-Fi, 1.430 veces más rápidas que Bluetooth

Las redes basadas en infrarrojos no son nuevas, de hecho los mandos a distancia de tv clásicos básicamente transmitían información al televisor para cambiar de cadena y controlar el volumen de sonido. La cuestión es que últimamente parece que esta tecnología basada en infrarrojos está bastante infravalorada porque con un poco de investigación ya se están consiguiendo velocidades de transferencia de datos con este método que superan ampliamente a otras como el ya clásico Wi-Fi.

Concretamente, en en Instituto Fraunhofer para Microsistemas (en Dresde, Alemania) han conseguido diseñar una red inalámbrica basada en infrarrojos que alcanza velocidades increíbles para este tipo de redes: 1Gbps, 46 veces superiores a las que encuentras en redes Wi-Fi, 1.430 veces más rápidas que la que ofrece Bluetooth y seis veces más rápida que una conexión USB 2.0. Todo a través del aire y con luz infrarroja, así que los más paranoicos con los posibles efectos perniciosos de las ondas electromagnéticas se sentirían también algo más seguros aquí.

El invento está basado en elementos bastante básicos, un diodo láser que envía pulsos de luz infrarroja y una célula foto-sensora. El dispositivo puede tanto enviar como recibir información de forma simultánea, esto es una ventaja obvia que ayuda a aumentar la velocidad de transmisión de datos.

El truco que consigue que el sistema mantenga velocidades tan altas está situado entre el emisor/receptor infrarrojo y el ordenador que recibe y envía los datos. Un software especial y un módulo dotado de circuitos especialmente diseñados se encargan de analizar la información codificada en el haz de infrarrojos de forma que se minimicen errores incluso cuando se producen interferencias durante la transferencia.

La velocidad de 1Gbps por segundo ya es de por sí bastante impresionante, pero lo más interesante es que se trata de un proyecto en desarrollo y ya han alcanzado picos de 3 Gbps, aseguran que en poco tiempo llegarán a los 10Gbps. ¿Adiós a los cables? [Gizmag]

Máquina puede ver a través de paredes utilizando routers WiFi

Los ya populares routers inalámbricos van a acabar teniendo un doble uso inesperado: poder utilizar sus ondas para ver a través de las paredes como se ve en muchas películas de ficción.

El invento se basa en la idea de que estamos rodeados de redes WiFi por todas partes, en tu casa, tus vecinos, en el trabajo, etc. y además estas redes inalámbricas parecen estar cada vez más en uso.

Este detector lo que hace es analizar las ondas inalámbricas que se encuentran alrededor y analiza su frecuencia. Cuando una de estas ondas rebota en un objeto o persona en movimiento entonces su frecuencia cambia (efecto Doppler) y aquí es donde la máquina lo detecta.

La máquina está diseñada en la Universidad de Londres y existe realmente en forma de prototipo con el tamaño de un pequeño maletín que puedes llevar fácilmente encima. No hace falta decir que el sistema no es capaz de detectar y mostrar imágenes nítidas de lo que haya detrás de una pared, pero sí puntos y sombras que te indican dónde hay alguien desplazándose al estilo de películas como ‘Aliens’.

Imagina aquí todos los usos que puede tener esto en buenas y en malas manos. De hecho, el gobierno del Reino Unido ya ha mostrado interés para utilizarlo durante ‘guerrillas urbanas’ dentro de una zona de guerra, durante secuestros y, obviamente, durante revueltas sociales.

Al parecer, el sistema podría llegar a ser tan sensible que podría llegar a detectar personas simplemente por el movimiento que realizan al respirar si el número de señales WiFi es lo bastante alto o incluso podría saberse si están sentadas o de pie, aunque parece que el antídoto de esta máquina detectora simplemente sería un inhibidor de señales de radio. [Popsci]

Científicos japoneses consiguen un super-WiFi 20 veces más rápido usando ‘Rayos-T’

Aunque las redes WiFi son hoy día bastante habituales lo cierto es que hay mucha gente que sigue prefiriendo una conexión por cable. El motivo no está solo relacionado con la seguridad y el hecho de que alguien pueda utilizar tu red inalámbrica sin tu permiso, además, si conectas tu ordenador a un router por cable siempre vas a recibir algo más de velocidad que si lo haces utilizando WiFi.

Esto podría cambiar gracias a unos científicos japoneses que han conseguido batir el récord de velocidad inalámbrica multiplicando la velocidad WiFi más rápida actual nada menos que en 20 veces.

El récord llega de la mano de unos investigadores del Instituto de Tecnología de Tokio que han diseñado un hardware especial que puede transmitir en frecuencias que oscilan entre los 300GHz y 3THz, es decir, entra de lleno en el espectro del terahertzio, de hecho han bautizado a este rango de frecuencias con el cinematográfico nombre de T-Rays (Rayos-T, de terahertzio).

Dejando a un lado el apartado más técnico, la parte interesante es que el uso de la banda de frecuencias ‘T-Ray’ permite que la velocidad de transferencia inalámbrica se dispare hasta los 3Gb/s, 20 veces más rápido que la velocidad de una red WiFi actual y bastante superior a otras conexiones por cable habituales, de hecho una conexión típica USB 2.0 apenas alcanza 0.5GB/s.

Curiosamente, el espectro del terahertzio se está utilizando también para conseguir aplicaciones increíbles y futuristas de las que hablamos en tec.nologia.com hace unas semanas: conseguir dispositivos que puedan ver a través de paredes, así que si la tecnología prospera es muy posible que revolucione la forma en la que actúan los gadgets tal como los conocemos actualmente a varios niveles.

De momento el nuevo super-WiFi no puede ser comercializado porque, entre otras cosas, tiene un rango de acción limitado a unos pocos metros y además habría que diseñar y fabricar hardware específico y regular legalmente ese rango de frecuencias hasta ahora no utilizados. En cualquier caso, la ‘tecnología del terahertzio’ parece prometer un futuro interesante a corto o medio plazo. [Engadget, bbc]

Robots voladores crean una red WiFi allá donde sea necesaria

Es posible que hayas leído noticias recientemente relacionadas con la censura en Internet, por ejemplo cierre de webs indiscriminadas o países como Irán que pretenden desconectar su red nacional de ordenadores del resto del mundo creando así una ‘mini-Internet’ solo para residentes de ese país.

En realidad este tipo de iniciativas no son nada nuevas y para muchos podrán parecer ingenuas, porque desde el momento en el que la tecnología está en manos de la ciudadanía se llega a una situación que no se puede controlar fácilmente.

Un ejemplo es este proyecto llamado ‘Electronic Countermeasures’ realmente futurista en el que encuentras drones no-tripulados y redes inalámbricas. Los drones no-tripulados son pequeños robots voladores que pueden trabajar de forma conjunta y que quizás hayas visto realizando tareas diversas, hasta ahora solo en plan ‘demo’, pero sin mucha utilidad práctica.

La idea de este proyecto es bastante simple, los drones se ponen en acción y vuelan hasta diversos puntos manteniéndose en el aire para cubrir un área más o menos extensa. Cada uno de estos robots voladores hace la función de ‘nodo’ creando entre todos una gran red WiFi flotante capaz de recibir y transmitir datos.

Los ordenadores que se encuentren dentro de esta red podrían comunicarse entre sí fácilmente siguiendo un esquema similar al que se utiliza en las redes P2P, pero además solo se necesitaría conectar esta ‘red flotante’ a Internet para que los ordenadores cercanos pudieran tener acceso a la Red.

La idea es desplegar a los robots voladores para que se sitúen automáticamente en puntos estratégicos sobre ciudades o incluso zonas deshabitadas. Imagina áreas donde teóricamente existiera alguna dificultad de conexión, lugares sin instalación de red o incluso en sitios donde hubiera algún tipo de prohibiciones.

El proyecto todavía está en desarrollo y quién sabe si llegará a funcionar de forma efectiva alguna vez en la práctica, pero aquí tienes un curioso vídeo donde se recrea el concepto. [Ubergizmo]

Empresa con la patente del WiFi demanda a hoteles y dice que todo el mundo tiene que pagarle

El mundo de las patentes siempre suele acarrear polémica y en este caso alcanzaría de lleno nada menos que las señales WiFi ¿no usa todo el mundo eso ya? Pues resulta que un demandante norteamericano sale ahora con que la idea es suya y que además está patentada, así que todo el mundo tiene que pagarle.

La empresa en cuestión es Innovatio IP y más allá de amenazar con comenzar con demandar a quien utilice redes WiFi ya lo está haciendo. De hecho las demandas empezaron hace unos pocos meses y ya tiene listas 13 casos contra empresas incluyendo hoteles que ofrecen WiFi a sus clientes, centros comerciales, restaurantes y cafeterías online.

[Read more...]