Imágenes que muestran la extraña similitud entre neuronas y ciudades

Quizás hayas leído en alguna parte que el Universo en el que vivimos tiene una estructura que bien podría equipararse con un amasijo de neuronas de las que encuentras en cualquier cerebro. De la misma forma puedes encontrar multitud de patrones similares que se repiten a diferentes escalas, por ejemplo electrones girando alrededor del núcleo de un átomo y planetas girando alrededor del sol. Sin embargo, lo curioso es comprobar como la actividad humana de alguna manera también parece repetir de alguna manera estructuras que encuentras en la Naturaleza, pero no ya buscando emularla de forma consciente. Sólo tienes que echar un vistazo a estas imágenes para darte cuenta de la extraña similitud que existe entre una neurona y una ciudad diseñada y construida por seres humanos.

ciudades-neuronas-1

De alguna manera, los pulsos eléctricos que recorren una neurona tienen su equivalencia en los vehículos que circulan por las calles de una ciudad y el cableado eléctrico de una forma bastante curiosa. Las imágenes de las ciudades fueron obtenidas vía satélite desde la Estación Espacial Internacional y las neuronas fueron obtenidas gracias a una técnica basada en microscopía fluorescente. Puedes encontrar más ejemplos aquí. [Vía Petapixel]
ciudades-neuronas-3

ciudades-neuronas-2

Científicos convierten orina en células cerebrales, en serio

Científicos chinos han conseguido desarrollar una técnica que permite convertir orina en células cerebrales, así como suena, aunque obviamente el tema tiene una explicación lógica.

La orina no está compuesta solo por desechos, resulta que uno de los componentes que forman parte de la orina son células del hígado que acaban desprendiéndose del cuerpo. Lo que han hecho estos científicos es tomar algunas de estas células, reprogramarlas y convertirlas en células cerebrales.

Uno podría pensar que se trata de una de esas técnicas experimentales que algunos científicos llevan a cabo ‘por que pueden’ sin que tenga ninguna utilidad práctica. Sin embargo, lo curioso es que este nuevo método se presenta como un posible tratamiento para personas que sufran algún tipo de degeneración cerebral como Alzheimer o Parkinson.

Las técnicas para re-programar una célula y convertirla en algo que no es originalmente no son nuevas, todo el mundo ha oído hablar sobre las células madre capaces de convertirse virtualmente en cualquier tipo de célula.

En este caso el experimento es diferente a la vez que impactante a varios niveles: En primer lugar los científicos tomaron células de hígado de tres voluntarios directamente desde muestras de orina, luego aplicaron una técnica basada en ADN bacterial para modificar las células y convertirlas en neuronas y células gliales.

Para finalizar, utilizaron las células cerebrales obtenidas y las implantaron en los cerebros de ratas de laboratorio. Al cabo de semanas las células seguían vivas y activas.

Y esta es la historia sobre cómo la orina de un ser humano acabó convirtiéndose en parte del cerebro de un ratón. Mary Shelley habría tenido material para varios libros con eso.

No lo esperabas, pero en un futuro tu propia orina podría ser fuente de curación para algunas enfermedades. [Vía Popsci]

Convierten piel en células cerebrales utilizando células madre, podrían hacerlo con otros órganos

Parece que la ingeniería genética va a ser realmente importante a lo largo de este siglo y que se va a producir algún tipo de revolución que cambie el mundo tal como lo conocemos. Un ejemplo es una nueva técnica que han desarrollado en el Centro de Medicina Regenerativa en Edimburgo que permite convertir piel en células cerebrales, ciencia-ficción hecha realidad. Según afirman:

Tomamos una muestra de piel, conseguimos células madre a partir de ella y luego dirigimos esas células para que crezcan como células cerebrales. Esencialmente, estamos convirtiendo la piel de una persona en cerebro … y podríamos hacer eso mismo para conseguir hígado, el corazón y otros órganos

El Centro de Medicina de Edimburgo también clonó a la oveja Dolly en el 2001

Lo más llamativo de la nueva técnica es que básicamente podría conseguirte órganos nuevos que necesites a partir de un trozo de tu piel, pero lo curioso es que la idea principal detrás de esta investigación es todavía más futurista.

Se trata de ayudar mejorar cerebro de personas que hayan sufrido daños o que sufran trastornos como esquizofrenia y depresión bipolar desde fuera del cuerpo del paciente: se crea tejido cerebral a partir de su piel y se experimenta con el tejido en laboratorio utilizando diferentes substancias y drogas para ver cuál funciona mejor antes de dárselas al paciente.

Es fácil imaginar que esta técnica pudiera igualmente aplicarse a otros órganos y encontrar qué medicinas son mejores para cada persona en particular, lo cuál lleva a uno de los objetivos científicos clásicos: conseguir la eterna juventud a base de reemplazar órganos a medida que van dejando de funcionar correctamente. Aparte de eso, imagina que en un futuro tan solo hiciera falta un trozo de piel de un animal para conseguir filetes, foie-gras, abrigos de piel, etc. de forma industrial. [Guardian]

El siguiente paso hacia el control mental: lásers en tu cerebro

Si alguien te habla sobre ‘lásers en el cerebro’ posiblemente pienses que es una locura o el argumento de alguna nueva película de ciencia-ficción, pero lo inquietante es que es algo que se está estudiando realmente en ese mundillo tecnológico donde los científicos con ideas más extrañas tienen cabida.

El sistema se basa en optogenética, “una combinación de métodos ópticos y genéticos para controlar eventos relacionados con células y tejidos vivos“, lo dicho: ciencia-ficción.

En la práctica, la explicación es relativamente simple. Como ya sabemos las células cerebrales se comunican entre sí enviando señales eléctricas de unas a otras, así se producen los estímulos en tu mente cuando vas a mover un brazo o cuando se produce un pensamiento, por ejemplo.

Imagina aquí que un científico loco alguien instala en tu cerebro un dispositivo inalámbrico que es capaz de disparar un láser directo a tus neuronas interfiriendo en las señales eléctricas que se producen. Los resultados de esta acción podrían llegar a ser de lo más variados, desde estimular zonas cerebrales relacionadas con la visión para literalmente proyectar imágenes, recuerdos, acciones, …

Recordar aquí que se trata de un sistema que funciona de forma inalámbrica a distancia, lo que lleva a la posibilidad de que alguna vez pudieras llegar a curar a alguien de ciertas enfermedades, esta es obviamente la meta oficial del estudio, pero es inevitable el hecho de que algún día puedas manejar a alguien a tu antojo simplemente con un control remoto en la mano.

Para variar, de momento los que han sufrido este tipo de experiencias han sido ratones de laboratorio. A lo largo de algunos experimentos los investigadores pudieron estimular con este método de láser-en-el-cerebro ciertas neuronas encargadas de la creación de dopamina, una de las substancias que te hacen sentir ‘feliz’. El resultado es que los ratones reaccionaron como si estuvieran eufóricos.

Los laboratorios detrás del estudio son Kendall Research, más info en technologyreview y dvice.

La máquina que te enseña Kung-Fú de Matrix a un paso de hacerse realidad

Las máquinas capaces de leer tu mente y saber en qué estás pensando parecían algo imposible hace poco pero están muy cerca de hacerse realidad.

Sin embargo, esto no es lo más inquietante, porque un grupo de científicos afirman que están desarrollando una máquina capaz de inducirte enseñanzas varias directamente en tu cerebro tan solo estimulando las neuronas que sean necesarias en cada caso. Sí, eso que viste en la película ‘Matrix’.

Los científicos en cuestión pertenecen a la Universidad de Boston junto con los Laboratorios de Neurociencia Computacional de Kyoto, en Japón. Estos científicos están desarrollando una máquina que emite pulsos electromagnéticos directamente en tu cerebro que inducen patrones de actividad mental concretos asociados a un patrón de aprendizaje de alguna habilidad.

Por ejemplo, imagínate que te conectas a esta máquina y recibes los patrones cerebrales de un atleta mientras se está entrenando, conseguirías aprender a moverte como un experto y mejorar tu tiempo de carrera o tu técnica lanzando una pelota sobre una canasta. Otras aplicaciones pasarían por hacerte reaprender a mover tus músculos después de una enfermedad o un accidente, pero según los investigadores el tema va mucho más allá porque en un futuro podrías llegar a aprender habilidades que no tienes como tocar el piano … o Kung-Fú.

Al parecer ya están teniendo éxito con algunos experimentos aunque una parte bastante espeluznante es que han comprobado que los sujetos con los que se experimenta ni siquiera tienen que saber qué es aquello que se les está induciendo a aprender. Esto significa que una máquina así en malas manos podría llevar a que alguien tuviera impulsos, conocimientos o conductas sin saber de dónde le vienen. [nsf, fuente e imagen io9]