La impresora 3D para niños y colegios, Printeer

Dicen que falta poco para que las impresorsas 3D acaben convertidas en un ‘electrodoméstico’ más del hogar y que no sean más raras de encontrar que las impresoras de papel actuales. Una prueba de que estamos ya a un paso es la aparición de algunos modelos como este del que hablamos hoy: la impresora 3D para niños. Sí, este tipo de impresoras ya son también oficialmente ‘juguetes’.

impresora-3d-juguete

La empresa de EEUU que ha tenido la ocurrencia no es muy conocida, Mission Street Manufacturin, pero quizás su idea los lleve a convertirse en una marca popular en todo el mundo.

De momento han tenido bastante imaginación como para que el modelo de impresora sea atractivo para los más pequeños, por ejemplo, el aspecto del hardware está diseñado para que parezca un juguete repleto de partes internas como ruedas dentadas y demás pintadas de diferentes colores que se ven moverse a medida que se va produciendo la impresión de los objetos.

Además viene acompañado de un software especial diseñado para que a los niños le sea más sencillo comenzar a practicar como diseñadores de sus propios juguetes.

Interesante doblemente, porque la empresa tiene la idea de que su impresora 3D acabe popularizándose en colegios, centros de estudios y también en el hogar, con lo cuál se llega siempre a la misma pregunta: ¿cómo influirán estas impresoras en la industria mundial?

Imaginemos que un niño quiere uno de esos muñecos que forman parte del merchandising de una película al estilo Toy Story … ahora ya no tendrías que ir a una tienda a comprar el juguete oficial por un precio inflado, simplemente podrías imprimirlo en casa por unos céntimos.

De momento buscan fondos en kickstarter y a los pocos días de lanzar el proyecto ya casi tienen todo el dinero que necesitan.

Los mejores coches fabricados con impresoras 3D del mundo

En el siglo XXI es normal que existan competiciones a nivel mundial para comprobar quién es capaz de imprimir el mejor coche del mundo, y fíjate que digo ‘imprimir’ porque literalmente los coches que participan en el ’3D Printed Car Design Challenge’ deben cumplir un requisito básico: tienen que estar fabricados con una impresora 3D, y ya han dictaminado el ganador, el que puedes ver en la imagen inferior:

coche-impresora-3d

El coche en cuestión está fabricado por la empresa Local Motors que demuestra que una compañía sin demasiados recursos puede entrar a competir con los diseños de grandes marcas del automóvil. De hecho, gracias a las impresoras 3D alguien puede tener listo en el mundo real un prototipo nuevo de coche en apenas 6 meses desde que se diseñan los primeros bocetos sobre papel.

Concretamente, el ganador de este certamen de coches fabricados con impresoras 3D compitió con 200 participantes, señal del nivel que está alcanzando esta tecnología en todo el mundo y lo asequible que se está haciendo. Como, de momento, no existen más competiciones similares, podría considerarse que los ganadores del certamen son, efectivamente, los mejores coches impresos del mundo, al menos en cuanto a diseño se refiere.

coche-impresora-3d-5

El vehículo en cuestión está impreso mediante una impresora 3D casi en su totalidad empezando por la carcasa externa que, como curiosidad extra, es intercambiable. Esto significa que, en un futuro, seguramente podrías encargar otra carcasa a la fábrica con un diseño o color diferente simplemente por el hecho de cambiar el aspecto de tu coche, o puede que quieras reemplazar la carcasa actual porque esté dañada, ¿adiós a los ‘talleres de chapa’?.

Igualmente, otros componentes también se consiguen utilizando una impresora 3D, como los asientos o el salpicadero. En lugar de visitar un concesionario quizás algún día podrás visitar sitios web de venta online donde puedas configurar la forma, diseño y colores del coche que quieras comprar y esperar a que te lo imprimieran de forma personalizada en la fábrica. Link

coche-impresora-3d-4

coche-impresora-3d-3

coche-impresora-3d-2

Inventan impresora 3D que puede imprimir fruta

Las impresoras de comida no son nuevas, en la práctica ya existen prototipos e incluso modelos comerciales de impresoras 3D que funcionan con comida en lugar de materiales sintéticos. Desde impresoras de chocolate hasta hamburguesas o incluso pizzas … ahora llegan las impresoras que imprimen fruta. Mmm … ¿comida sana en una impresora 3D?

impresora-3d-frutas

En realidad, la impresora no imprime una fruta en el sentido literal, lo que hace es de alguna manera reconstruir la materia prima obtenida a través de fruta real para imprimirlas con la forma que quieras. Imagina aquí comer naranja con forma de pera o un albaricoque con forma de pirámide.

La utilidad práctica de este invento es más que cuestionable, al menos desde el punto de vista nutricional, porque lo importante de comer fruta es su contenido, no la forma que tenga. Más aún si puedes imaginar ‘cartuchos’ de fruta para una impresora 3D donde habrá colorantes y conservantes de todo tipo para mantener la ‘fruta fresca’.

Sin embargo, los especialistas en comida ‘experimental’ verán aquí una fuente inagotable de posibilidades echándole un poco de imaginación, sobre todo teniendo en cuenta que esta impresora te permite experimentar en plan ‘frankenstein’ … qué tal añadir diferentes frutas a nivel molecular en una misma impresión y comerte algún día una ‘naranzana’ o un ‘melocondía’. Link

Las bioimpresoras: te imprimen un riñón o un ojo nuevo en un par de horas

Las impresoras 3D prometen revolucionar el mundo tal como lo conocemos tal tal como consiguieron otras tecnologías hace no mucho tiempo, teléfonos móviles y computadoras son dos ejemplos, pero lo cierto es que mucha gente no es consciente de hasta dónde puede llegar la cosa. Vale que puedas llegar a imprimirte unos zapatos en casa a medida sin tener que bajar a una tienda … pero piensa en las posibilidades de una impresora 3D que pudiera llegar a imprimir otras impresoras 3D, o una impresora capaz de imprimir órganos que puedan implantarse en tu cuerpo. Lo primero todavía no es posible, pero lo segundo, sorprendentemente, está a un paso de hacerse realidad: llegan las Bio-impresoras.

impresora-organos-2

En realidad el invento tiene su complicación, pero a un nivel muy básico lo que se hace es reutilizar tecnología ya existente. Las impresoras de inyección de tinta clásicas funcionan inyectando a presión tinta de diferentes colores. Las bio-impresoras funcionan de manera muy parecida, pero en lugar de tinta de colores utilizan cartuchos con diferentes tipos de tejidos orgánicos.

impresora-organos

Al cabo de unas horas de trabajo, la Bio-impresora será capaz de imprimir un nuevo riñón, un corazón o un ojo a medida según necesite el paciente, sin necesidad de listas de espera de donantes.

Organovo es una de las empresas que está desarrollando esta tecnología (que no es realmente nueva), pero lo interesante es que están muy cerca de conseguir hacer realidad un modelo que funcione en la práctica de forma eficiente. Quizás este primer modelo no pase de imprimir tejidos más o menos sencillos, pero se abre la puerta a una idea realmente futurista, el que algún día puedas substituir órganos de tu cuerpo en unas pocas horas. ¿Quizás el secreto de la eterna juventud?

Chinos imprimen casas con impresoras 3D en menos de 24 horas

¿Quién dijo crisis inmobiliaria? La burbuja de pisos en algunos países occidentales ha llevado a una situación curiosa: multitud de pisos vacíos y multitud de gente que no puede conseguir un piso. Dicen que China es el próximo país en sufrir las consecuencias de este tipo de burbuja inmobiliaria, de hecho quizás escuchaste oír sobre sus famosas ‘ciudades fantasma’ construidas en pocos años, con espacio para millones de habitantes … y totalmente vacías.

casa-impresora-3d

Parece que esto no asusta a los chinos, porque ahora una compañía de ese país asiático tiene listo el primer sistema de impresión 3D de casas … con estructuras que pueden tenerse listas en 24 horas. Básicamente, como si encargas una nevera a una tienda y te dicen que la tienes lista al día siguiente.

La compañía en cuestión se llama Winsun, y no sólo ha desarrollado este curioso sistema de impresión de casas, sino que además se ha preocupado de algunos detalles como utilizar materiales ecológicos (¿algo está cambiando en China?), básicamente cemento y desecho de construcciones derribadas.

Por si fuera poco, las viviendas cuestan alrededor de 3.500 euros, un precio irrisorio que podría cambiar mucho las cosas si la empresa llega a exportar su tecnología a otros países, y el tiempo que se tarda en la edificación-3D ronda entre las 10 y 24 horas.

El truco es bastante simple, una gran impresora 3D se encarga de imprimir a medida los diferentes módulos que son necesarios para edificar la vivienda. Luego se transportan al lugar donde va a instalarse (en el siglo XXI las casas ‘se instalan’) y unos operarios se encargan de ensamblarlo todo.

Otra cosa a tener en cuenta es la capacidad de resistencia y la durabilidad de esta vivienda, como en el cuento de los 3 cerditos es posible que las inclemencias meteorológicas sean suficientes como para que infringir daños en la estructura.

En cualquier caso, es tan barata que no parece haber problema por cambiar de casa cuando te aburras de la que ya tienes. Como puedes ver en la imagen superior, la vivienda está terminada rápidamente en unas horas, pero todavía tendrías que pintar y realizar algunas instalaciones extra para que sea habitable al 100%.

Aun así, bastante interesante … ¿qué te parece que en unos años puedas imprimirte tu propia casa por 3.000 euros?

El bolígrafo 3D que te permite dibujar figuras en el aire

No solo las impresoras 3D parecen tener futuro, resulta que existen también dispositivos ideados para llevar los clásicos bolígrafos y lápices desde las 2D de la superficie de una hoja de papel a la tridimiensionalidad espacial. Qué tal llevar un bolígrafo en el bolsillo que te permita dibujar figuras en el aire:

boligrafo-3d

En realidad, esta no es la primera vez que hablamos de un dispositivo similar en tec.nologia.com, ya hace un tiempo encontramos un prototipo que se basaba en la misma idea.

La noticia es que ahora, alrededor de un año después, se lanza una campaña kickstarter buscando fondos para empujar la idea desde la fase conceptual hasta la fase de fabricación y venta. Recordar aquí que puedes apoyar la Kickstarter con algo de dinero (unos 100 euros) y, a cambio, recibes uno de los primeros prototipos incluso antes de que se lance comercialmente.

boligrafo-3d-2

boligrafo-3d-3

La ventaja del diseño de este modelo de lápiz-3D es que parece ser muy ligero en parte porque está fabricado con aluminio y, además, apenas pesa 30 gramos, con lo que se facilita bastante el proceso de dibujar en el aire.

El material que se utiliza para imprimir es plástico que se calienta para volverlo maleable. Cuando el plástico se enfría se forma una estructura rígida, básicamente puede decirse que no es más que un soldador clásico al que se le ha dado otro uso, aunque no por eso deja de ser menos interesante.

Los resultados que pueden obtenerse son bastante impresionantes, tal como puede verse en estas imágenes, aunque está claro que seguramente contrataron a algún artista para realizarlas.

Más info en lixpen. No te pierdas el vídeo:

LIX THE SMALLEST 3D PRINTING PEN from LIX 3D PEN on Vimeo.

Esta impresora 3D imprime con chocolate y además es barata

Puedes prever un futuro no muy lejano en el que en muchos hogares encuentres de forma habitual una impresora 3D, quizás tan habitual como lo es hoy día encontrar un ordenador personal o un tablet. Si todavía tienes tus dudas al respecto, quizás este invento que traemos hoy te las despeje, porque se trata de una variante de una de estas impresoras tridimensionales que utiliza como ‘tinta’ … chocolate.

impresora-chocolate-3d

La ChocaByte es una impresora que se caracteriza porque puede fabricar tus propios bombones con la forma que prefieras utilizando como ingrediente tu chocolate favorito. Imagina aquí tener formas de chocolate con forma de corazones típicos de San Valentín o agasajar a los invitados de tu fiesta geek con cabezas de Darth Vader chocolateadas.

Lo que quizás sea más interesante es el precio del dispositivo, apenas unos 70 euros, bastante poco teniendo en cuenta el tipo de tecnología que se utiliza. Por otro lado, un precio tan bajo ya nos está indicando que el precio de este tipo de impresoras 3D comienza a ser asequible para el bolsillo medio … aunque sea en la versión ‘chocolate’. La única pega es que funciona con cartuchos especiales que cuestan alrededor de 7 euros cada uno. Si te interesa puedes hacerte con una de estas impresoras 3D aquí.

Esta impresora 3D puede dibujar con metal en el aire

Puede sonar a pura ciencia-ficción, pero imagina en un futuro robots capaces de imprimir de la nada estructuras de todo tipo con materiales plásticos, madera o incluso … metal. Esto precisamente es lo que hace el pequeño robot que traemos hoy. Una vez que se pone en funcionamiento se convierte en una impresora 3D capaz de imprimir estructuras metálicas.

impresora3d

Obviamente, la utilidad de esta máquina la encuentras en entornos industriales, posiblemente pequeñas y medianas empresas, pero ya se sabe cómo funciona el negocio tecnológico: si es algo que puedes popularizar y conseguir que la gente en masa lo compre, entonces posiblemente acabarás encontrándolos en tiendas, en la sección de PCs de cualquier superficie comercial.

El nombre oficial del robot es MX3D-Metal, y se basa en un brazo robotizado capaz de realizar una amplia gama de movimientos diferentes. Esto le permite literalmente dibujar en el aire estructuras complejas de metal, ya sean componentes para una estructura mayor o incluso alguna pequeña obra de arte.

El invento viene a avivar la polémica sobre este tipo de inventos en el futuro. Hasta ahora, la tendencia abierta en el terreno de las impresoras 3D te permitía crear figuras con materiales plásticos y similares, pero no metal. Por ejemplo, hasta ahora no podías imprimirte un arma en casa porque no podías conseguir los componentes metálicos. Igualmente, piensa en la cantidad de fábricas que se cerrarían en todo el mundo si pudieras fabricarte en tu propia casa desde el picaporte de una puerta hasta una cuchara cuando lo necesites.

Volviendo al invento, cuando comienza a imprimir el metal se calienta hasta el punto de que puede manipularse, de forma parecida a como lo hace un soldador típico. No te pierdas el vídeo de abajo y comprueba cómo el proceso de creación mientras se crean las estructuras metálicas aparentemente de la nada puede llegar a ser hipnótico: