Cadena de supermercados en China sin productos, solo imágenes y códigos QR

China se ha dado prisa en la última década para recuperar el tiempo perdido y ponerse al nivel del resto del mundo avanzado pero ya no solo se dedican a clonar aquello que ven en otros países, sino que además parece que en algunos casos dan un paso adelante. En este caso, encuentro una curiosa noticia sobre una nueva cadena de supermercados en China muy al estilo ciencia-ficción en el que los clientes no encuentran ni un solo producto en las estanterías, tan solo grandes pantallas con imágenes.

La idea es que por cada producto encuentras una o varias imágenes sobre la pantalla y un código QR, basta pasar el teléfono móvil cerca de este código para añadirlo a tu ‘carrito virtual’. Luego pagas online y al cabo de un rato tienes la compra en tu casa.

En principio la idea parece algo extraña porque en el fondo no presenta mucha diferencia con una compra online en la que ves los productos en la pantalla de tu ordenador y los compras haciendo un click con el ratón. Sin embargo, aquí se gana la ceremonia de acudir al supermercado, pasear un rato entre sus pasillos, encontrarte con el vecino, acabar comprando cosas que no pensabas comprar en un primer momento y además te evitas las colas en las cajas.

Las ventajas para el supermercado son obvias, la más destacable es que necesita menos trabajadores, no hacen falta reponedores en las estanterías, ni cajeras, solo un buen equipo de empaquetado y distribución. Lo más llamativo es que es un indicador claro de la tecnificación del gigante asiático. De momento, la cadena de supermercados va a inaugurar nada menos que 1.000 establecimientos a lo largo y ancho de China, que tiemblen las cadenas de supermercados occidentales. [Vía theregister]