China quiere construir la primera ciudad bajo el mar

Las ciudades sub-acuáticas siempre han sido un elemento a tener en cuenta en multitud de obras de ciencia-ficción y también por científicos que, desde hace décadas, las apuntaban como una posible solución a la super-población en el planeta. La idea parece interesante, en primer lugar porque ‘el precio del suelo’ aquí es nulo y el único coste que encuentras en principio está relacionado con la tecnología necesaria como para conseguir que alguien pueda vivir bajo el agua sin echar de menos nada de lo que encuentra en la superficie.

china-ciudad-bajo-el-agua

Ahora, una empresa China parece decidida a ser la primera en hacer realidad estas ciudades submarinas míticas. La empresa en cuestión se llama ‘China Communications’ y según parece es una de esas compañías chinas que acaba de amasar una cantidad tan grande de dinero a lo largo de la última década que no sabe muy bien qué hacer con ella.

china-ciudad-bajo-el-agua-2

La idea parece bastante lógica, sobre todo teniendo en cuenta que China es el país más poblado del planeta y parece que tiene proyectado crecer mucho más en los siguientes años.

china-ciudad-bajo-el-agua-3

La ciudad en cuestión está diseñada para que tenga una superficie de más de 10km cuadrados, que no es poco. Estaría situada a 50km de la costa y unida a Hong Kong por un largo puente.

china-ciudad-bajo-el-agua-4

Los problemas con los que se enfrenta el proyecto no son pocos, y no me refiero ya al terreno tecnológico. ¿Sería fácil convencer a la gente de que se fuera a vivir a una ciudad debajo del mar? Quizás muchos estarían deseosos de ser los primeros en habitar en una ciudad así, es posible que en no mucho tiempo lo descubramos. De momento, las imágenes del concepto de la ciudad son realmente tan increíbles que más de uno acabaría pensándolo en serio. Link

Imágenes que muestran la extraña similitud entre neuronas y ciudades

Quizás hayas leído en alguna parte que el Universo en el que vivimos tiene una estructura que bien podría equipararse con un amasijo de neuronas de las que encuentras en cualquier cerebro. De la misma forma puedes encontrar multitud de patrones similares que se repiten a diferentes escalas, por ejemplo electrones girando alrededor del núcleo de un átomo y planetas girando alrededor del sol. Sin embargo, lo curioso es comprobar como la actividad humana de alguna manera también parece repetir de alguna manera estructuras que encuentras en la Naturaleza, pero no ya buscando emularla de forma consciente. Sólo tienes que echar un vistazo a estas imágenes para darte cuenta de la extraña similitud que existe entre una neurona y una ciudad diseñada y construida por seres humanos.

ciudades-neuronas-1

De alguna manera, los pulsos eléctricos que recorren una neurona tienen su equivalencia en los vehículos que circulan por las calles de una ciudad y el cableado eléctrico de una forma bastante curiosa. Las imágenes de las ciudades fueron obtenidas vía satélite desde la Estación Espacial Internacional y las neuronas fueron obtenidas gracias a una técnica basada en microscopía fluorescente. Puedes encontrar más ejemplos aquí. [Vía Petapixel]
ciudades-neuronas-3

ciudades-neuronas-2

Cambiando los carteles publicitarios en las ciudades con jardines flotantes

Uno de los elementos básicos en el paisaje urbano de cualquier ciudad son esos carteles publicitarios que encuentras a lo largo y ancho de las principales calles. No me refiero ya a los carteles que encuentras pegados en las paredes de muchos edificios, sino a las grandes carteleras anunciando descuentos en algún supermercado, el candidato de un partido político o el estreno de una nueva película.

Dejando a un lado el dudoso valor estético de este tipo de grandes carteles publicitarios lo cierto es que no ofrecen ninguna utilidad al ciudadano medio más allá de seguir bombardeándole con anuncios además de los que te tragas en tv, prensa, radio, etc.

En algunas ciudades de EEUU han puesto en marcha un proyecto ‘kickstarter’ que busca fondos para cambiar radicalmente estos carteles por jardines colgantes compuestos principalmente por plantas de bambú.

La idea surgió de Stephen Glassman, un artista que se especializó en realizar trabajos con bambú y que ahora pretende extender las propiedades de esta planta más allá del mundo artístico para llevarla al terreno más natural dentro de las ciudades.

No solo servirían como pequeños puntos oxigenantes en calles y carreteras, además consigues un efecto visual mucho más relajante que esos llamativos y, normalmente, horteras anuncios publicitarios.

La idea básica de este proyecto es diseñar y poner en fabricación un ‘cartel bambú’ compuesto por un contenedor para las plantas pero que además incluiría un componente tecnológico: sensores varios y un sistema Wi-Fi para enviar los datos recolectados, de esta forma podrías obtener información sobre el estado de la planta, niveles de contaminación, etc.

Realmente demasiado bonito para ser cierto, pero aun así el proyecto Kickstarter está en marcha en la ciudad de Los Ángeles y quizás el ejemplo cunda a otras ciudades del mundo. [Kickstarter, vía Popsci]

Sistema de vigilancia predice crímenes al estilo ‘Minority Report’

La película Minority Report sentó un precedente futurista difícil de creer en la vida real: un sistema capaz de predecir con un alto grado de exactitud cuándo y cómo se va a producir un crimen para que la policía pueda actuar antes de que ocurra.

Un sistema como éste supondría entrar en un terreno farragoso desde el punto de vista ético pero parece que esto no supone un problema para un grupo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon que están llevando la idea al mundo real.

Más allá de hacer uso de algún tipo de ‘videntes’ capaces de visualizar el futuro al estilo cinematográfico, el sistema está basado en una serie de cámaras que captan imágenes 24 horas al día.

Estas imágenes son enviadas a un sistema informático dotado de un software especial que analiza las imágenes para intentar adivinar cuál va a ser el comportamiento de las personas y vehículos que aparecen en ellas. En caso afirmativo salta la alarma y avisa automáticamente a la policía.

La idea detrás de este ‘invento’ es que el sistema dispone de una base de datos con información sobre el comportamiento humano, por ejemplo, si viajas por una carretera sabe que cada coche tiene que realizar una serie de maniobras concretas. Si paseas por una calle existe un patrón de comportamiento que deberías seguir. En caso contrario, estarías llevando un comportamiento sospechoso que podría llevar a ‘adivinar’ cuáles son tus intenciones.

Por ejemplo, el sistema podría prever que vas a pasar con tu coche al arcén para intentar adelantar en un atasco basándose en patrones de comportamiento ‘ilegal’ que se encuentran en su base de datos. Igualmente, si dejas una maleta o mochila en un lugar durante demasiado tiempo podría predecir que no tienes buenas intenciones al respecto, aunque en el fondo no haya otra cuestión de fondo que un despiste o un mal hábito de conducción al volante.

Los puntos inquietantes en este sistema son dos. El primero de ellos es que, de instaurarse, todo el mundo estaría sujeto a unos patrones de comportamiento predeterminados. Se acabó ser original o ‘diferente’, existiría una forma reglamentaria de salir de tu casa y acudir al trabajo a menos que quisieras ser considerado como un sospechoso.

Imagina que simplemente estás nervioso mientras esperas una llamada importante, esperas la hora de una cita o acaban de darte una mala noticia. En estos casos, el sistema podría llegar a predecir (erróneamente) que vas a realizar una acción ilegal.

El segundo punto preocupante es que, en teoría, podrían llegar a interconectarse cámaras que ya están instaladas a lo largo y ancho de las ciudades. Estas cámaras configurarían una gran red de vigilancia 24 horas al día controladas por una inteligencia artificial centralizada intentando predecir dónde vas a dirigirse cada uno de los ciudadanos y si van a realizar alguna acción ilegal. [Vía Petapixel]

Las nuevas ciudades ecológicas y futuristas de China

Mientras en algunos países del mundo el negocio de la construcción se ha hundido parece que en China todavía tienen pensadas formas de sacarle punta al asunto. Lógico teniendo en cuenta que hablamos de un país gigante super-poblado que está en pleno proceso de tecnificación y occidentalización, es decir, millones de habitantes están todavía pasando de zonas agrícolas a zonas urbanas.

La cuestión es que esto está llevando a que se diseñen ciudades enteras básicamente desde cero en lugares hasta ahora inhabitados y, ya que lo hacen, añaden elementos futuristas y ecologistas.

La ciudad que ves en la imagen superior lleva el sobrenombre de ‘Gran Ciudad’ y aunque de momento solo existe a nivel conceptual ya disponen de planes para comenzar a edificarla en breve. Dispone de espacio para 80.000 personas o 30.000 familias (3 personas por familia máximo en China).

El diseño de la ciudad es inteligente, los arquitectos a cargo del diseño afirman que consume un 48% menos de energía y un 58% menos de agua que una ciudad tradicional con el mismo número de habitantes. Curiosamente, una de las técnicas que utilizan (sin especificar claramente cómo) es aprovechar de alguna manera el exceso de calor que se genera en verano para calentar la ciudad en invierno, algo que quizás deberían intentar aplicar todas las ciudades del mundo.

La idea es que la cuidad sea vertical en el sentido de que estaría compuesta principalmente por edificios muy altos que cubrirían apenas 1,3km cuadrados, muy poco para una ciudad con esos niveles de población, aunque el hecho de que todo esté tan cerca contribuye al menor gasto energético. Aun así todavía disponen de un 15% de la superficie total de la ciudad reservada para parques.

La idea básica de esta ciudad a medida es descongestionar a la mega-ciudad de Chengdu de 14 millones de habitantes, desplazando a parte de la población a ciudades satélite como esta. Aunque quién sabe si al final sólo servirán para engrosar la lista de ciudades fantasma deshabitadas en China. [Vía Popsci]

Sity, el Dragón sobre el río de Shanghái

China parece estar convirtiéndose en otro de esos países en los que la arquitectura comienza a tener un valor especialmente importante, y no precisamente por llevar a cabo construcciones que sirvan para algo en la práctica.

En este caso, el centro de Shanghái podría verse surcado por ‘el rastro del dragón’ después volar sobre el río que cruza la ciudad.

Se trata de una estructura con forma en espiral que recuerda a una gran serpentina de color plateado que va siguiendo el curso del río. Aunque pueda parecerlo, no sirve como puente pero cada punto de la estructura que toca el suelo sirve como entrada/salida para el metro de la ciudad.

Aparte de eso no parece tener ninguna otra utilidad aparte de servir como uno de esos símbolos característicos de ciertas ciudades importantes que lo hacen fácilmente reconocible y, posiblemente, una forma de atraer turistas.

El nombre oficial de la estructura es ‘Sity’ y está inspirada en los mitos clásicos chinos en los que los dragones atraviesan las ciudades ciertos días del año. De momento puedes ver su concepción artística pero parece que una vez construido será bastante impresionante para ver en directo. [Yankodesign]

Cómo verías las ciudades si fueras el último hombre vivo en el planeta

Las películas basadas en escenarios post-apocalípticos se pusieron de moda allá por los años 60-70. Desde entonces los títulos han proliferado hasta tal punto que los guionistas han tenido que buscar nuevas formas posibles que lleven a que solo unos pocos seres humanos sobrevivan. Mutaciones de virus, ataques zombie, bacterias que llegan del espacio exterior, cualquier cosa vale pero el resultado siempre es el mismo: unos pocos ciudadanos rodeados de edificios abandonados.

Un par de expertos en fotografía, Lucie&Simon han querido recrear cómo serían algunas ciudades importantes del mundo después de un evento de este tipo con un resultado bastante fantasmal. Curiosamente, no han necesitado complejos tratamientos digitales para conseguir el efecto, básicamente se han dedicado a utilizar exposiciones de muy larga duración de forma que los objetos móviles como coches o peatones aparecen muy difuminados o, simplemente, no aparecen. Una vez que conoces el truco quizás estés tentado de aplicarlo a la calle donde vives, de momento puedes echar un vistazo a cómo se verían ciudades de London, Paris, New York o Beijing si fueras el último hombre vivo sobre el planeta. [Link, vía dvice]

Impresionante espejismo: Aparece una ciudad fantasmal en China

Los habitantes de la ciudad china de Huansan se han levantado esta mañana con una sorpresa increíble ante sus ojos. Justo en al otro lado del río Xin’an que cruza la ciudad ha aparecido nada menos que una ciudad fantasma, con sus edificios, árboles y montañas como emergiendo de las aguas entre brumas.

ciudad fantasma espejismo china

Este tipo de espejismos que ofrecen una visión casi mágica suelen deberse a un efecto producido por una mezcla entre aire caliente y frío en el ambiente. Resulta que la zona ha estado sufriendo fuertes lluvias recientemente y eso provocó un muro de niebla formada por aire caliente sobre las aguas frías del río sobre el que se refleja la luz cercana.

El resultado es un efecto óptico bastante fantasmal, una ciudad inexistente que surge entre la bruma de la niebla como en una película de terror clásica. Un vídeo detrás del salto.

[Read more...]