Relojes para el tercer mundo funcionan con la fuerza de la gravedad

Relojes para el tercer mundo funcionan con la fuerza de la gravedad

Curiosamente, el hecho de que países del tercer mundo no tengan recursos suficientes para generalizar la tecnología moderna está llevando a que allí encuentres inventos futuristas que más de uno querría tener a mano para instalar en tu casa y ahorrarse unos euros en el recibo de la compañía eléctrica.

En este caso, un nuevo sistema de iluminación está basado en una bombilla de bajo consumo que obtiene su energía de la fuerza de la gravedad. Tal como suena podría parecer un invento revolucionario pero en realidad se trata de tecnología bastante antigua.

Seguramente conozcas los relojes de pared clásicos que necesitas ‘darles cuerda’ para que funcionen tirando de una cuerda o cadena en la parte inferior. Al tirar de la cuerda sube un pequeño peso en el otro extremo y como todo lo que sube tiene tendencia a bajar se va generando energía de forma contínua.

Esta lámpara funciona de una manera muy parecida. Por un lado tienes un peso de 9 kg de peso en el extremo de una cuerda que pasa por una polea. La polea en sí misma es la lámpara. Cuando subes el peso hasta la parte superior de la polea la gravedad comienza a hacer su trabajo y el peso desciende. El proceso tarda alrededor de 30 minutos lo que significa es que tienes luz gratis durante media hora y si quieres más tienes que volver a tirar de la cuerda para que el peso vuelva a subir y se repita el proceso. Aparatoso pero no gastas ni un céntimo en energía eléctrica, gasolina, etc. y además es ecológico.

Además la lámpara tendría un coste de unos 4 euros, un precio relativamente asequible en zonas sin recursos económicos. Su nombre es GravityLight y de momento buscan fondos para ponerla en producción. [GravityLight, vía Gizmag]

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario