¿Quién quiere coches? Viaja dentro de un tubo a 600Km/h

¿Quién quiere coches? Viaja dentro de un tubo a 600Km/h

Justo ahora que parece que los trenes de alta velocidad están comenzando a implantarse en gran parte del mundo desarrollado, una nueva tecnología asoma la cabeza insinuando que, de nuevo, hay que volver a re-definir el concepto que tenemos de ‘vehículos de transporte’. El hyperlooping no solo tiene un nombre curioso y casi divertido, sino que además encierra detrás un concepto super futurista: el viaje de larga distancia dentro de tubos a velocidades superiores a los 600 km/h. Cruzar España de Este a Oeste en poco más de media hora.

tubos-transporte-600kmh

El invento es bastante curioso a la vez que inquietante, no quiero pensar cómo se sentirán los que prueben los primeros prototipos, sobre todo si sufren claustrofobia. Imagina un tubo fabricado de un material super-resistente. Dentro de ese tubo se introduce una cápsula que dispone en su interior de espacio para varios pasajeros y algo de carga. Es decir, no solo vas encerrado en una cápsula de la que no puedes salir, sino que además la cápsula va dentro de un cilindro de muchos kilómetros de distancia completamente sellado.

Cuando el sistema se pone en marcha, la cápsula comienza a acelerar hasta que en apenas 20 segundos supera los 600 km/h de velocidad.

Aunque pueda parecer una locura, detrás de la idea está Elon Musk, quien ya puso en marcha algunos sistemas con éxito como PayPal o la marca de coches eléctricos Tesla, así que parece que se trata de un proyecto serio.

De hecho, ya existen alguna que otra compañía que ya especulaba hace unos años con este mismo diseño, como ET3 que iba todavía más lejos asegurando que podría poner en marcha un vehículo basado en tubos como éste pero convelocidades de 6.500 km/h. El proyecto de Musk parece más viable, de hecho puedes ver algún prototipo conceptual en el vídeo de abajo a partir del minuto 0:18.

Esta entrada tiene un comentario

  1. zx80

    Lo de la claustrofobia se puede solucionar poniendo en las paredes laterales pantallas flexibles en las que emitan un paisaje a cierta velocidad, como si estuvieran en un tren.

Deja un comentario