Plástico imita la piel humana, cuando se rompe sangra y se regenera

Plástico imita la piel humana, cuando se rompe sangra y se regenera

En la Universidad de Misisipi han desarrollado un nuevo tipo de plástico que imita el comportamiento de la piel humana cuando recibe un daño. En caso de rotura o de agrietarse, la superficie del plástico segrega un líquido rojizo con aspecto de sangre que sirve para auto-reparar el daño.

El truco que se utiliza aquí es bastante simple, al menos en cuanto a su concepto. El material plástico está compuesto en parte por una serie de micro-burbujas que se abren en caso de rotura, entonces de su interior surge una substancia química en estado líquido que crece en presencia de la luz o del calor.

Esta substancia funciona como algún tipo de ‘puente’ que es capaz de unir moléculas del material plástico, de forma que aunque esté agrietado o rallado se regenera de forma parecida a como lo haría un organismo vivo. Además, los científicos han conseguido que tenga un color rojizo, no ya solo para darle un toque más ‘sanguíneo’, sino para que las ‘heridas’ sobre el material sean fácilmente localizables de forma visual.

Imagina aquí que la rotura de la carcasa de tu teléfono móvil, juguetes, calzados, parachoches en coches o cualquier objeto fabricado con materiales plásticos se arreglaran automáticamente después de recibir un golpe o una caída. Aunque la mayor utilidad del invento vendría a la hora de detectar de forma visual fisuras en zonas especialmente importantes. Por ejemplo, la superficie externa de la estructura de un avión podría indicar claramente con una línea roja dónde se ha producido algún daño.  [Link, vía Popsci]

Deja un comentario

Cerrar menú