Mirilla para puerta con periscopio

Mirilla para puerta con periscopio

Antes de que existieran los modernos sistemas de seguridad basados en cámaras de vigilancia, infrarrojos, etc. el mejor invento que podías utilizar para ver al otro lado de una puerta cerrada era una típica mirilla. Gracias a estos pequeños agujeros puedes asegurarte de quién hay al otro lado de la puerta antes de abrirla, sin embargo ¿nadie pensó en las personas de menor tamaño? Parece que no y en el caso de los niños esto puede llegar a ser un problema en algunos casos.

Esta mirilla tiene un curioso rediseño porque incluye un periscopio de forma que alguien que mida apenas un metro de altura puede asomarse y echar un vistazo antes de abrir la puerta. De nuevo, otro de esos inventos que alguien debió idear hace mucho tiempo. [yanko]

Deja un comentario