Llegan los fotomatones 3D, en vez de fotos imprimen una réplica de ti mismo en una figura

Llegan los fotomatones 3D, en vez de fotos imprimen una réplica de ti mismo en una figura

Los fotomatones fueron en su momento un símbolo urbano de la modernidad tecnológica que iba extendiendo sus tentáculos por todas partes, pero últimamente parece que quedaron prácticamente en desuso. ¿En serio? Lo mismo decían de las clásicas cabinas de teléfono que, al final, están siendo reutilizadas en muchas ciudades del mundo como puntos de conexión Wi-Fi.

En Japón también han comenzado a dar un segundo uso a los clásicos fotomatones, en lugar de entrar en la cabina y obtener una serie de pequeñas fotografías lo que obtienes es una figura réplica de ti mismo en varios tamaños: 10cm, 15cm y 20cm a todo color.

La idea es bastante simple a la vez que imaginativa. Simplemente han substituido el dispositivo que imprime fotografías en papel por una de esas cada vez más habituales impresoras 3D.

No hace falta decir que la utilidad actual de este tipo de fotomatones es prácticamente nula porque no vas a llevar una de estas figuras a la hora de renovar el DNI o el pasaporte, pero no deja de ser curioso y divertido, entre otras cosas podrías ponerte a ti mismo al lado de esos muñecos basados en personajes de ciencia-ficción que quizás tengas al lado del ordenador.

De momento estos fotomatones sólo estarán disponibles durante unos días en la ciudad japonesa de Harajuku como demostración de las capacidades de impresión en 3D y además no creas que vale con echar unas monedas en la máquina, el precio de cada figurita supera los 100 euros, aunque hacen descuentos a grupos. Demasiado caro, pero yo digo que si consiguen abaratar el proceso pronto verás estas máquinas en ciudades de todo el mundo. [Link, dvice]

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Thyr

    Me parece una gran idea, pero no es nueva ni de lejos. Por cierto, la segunda foto es un fake enorme.

Deja un comentario