Las tiritas del siglo XXI: curan heridas y además te quitan el dolor

Las tiritas del siglo XXI: curan heridas y además te quitan el dolor

Las clásicas tiritas se inventaron para proteger heridas en la piel de rozaduras, evitar posibles infecciones y además ayudar a la cicatrización. Sin embargo, estamos en el siglo XXI, así que es de esperar que también estos pequeños vendajes también sufran algún cambio tecnológico y he aquí uno de ellos: estas tiritas no solo protegen tus heridas, sino que además son capaces de reducir el dolor en la zona.

Tiritas reducen dolor

El truco que utiliza estas tiritas se basa en Electroestimulación percutánea o TENS, un efecto con un nombre muy rimbombante pero que en realidad se basa en un principio simple: si aplicas una corriente eléctrica a través de la piel puedes controlar el dolor. Al fin y al cabo, la sensación de dolor se produce por una señal en forma de corriente eléctrica que circula por tu cuerpo ¿cierto? así que si modulas esta señal modulas la sensación dolorosa.

La tirita incluye una pequeña pila interna que es la que ofrece la carga eléctrica necesaria. También incluiría un transmisor Bluetooth con el que podría conectarse inalámbricamente a un teléfono móvil, de esta forma podrías controlar la cantidad de estimulación eléctrica que libera la tirita.

Una vez que te la pones reduces el dolor en la zona. Esto significa que no solo es válida para heridas superficiales, también podría utilizarse para aliviar la sensación de dolor en casos clásicos como dolores de espalda y otros síntomas producidos por problemas musculares. [Thimble, vía ubergizmo]

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Rodrigo

    Increíble hacia donde nos está llevando la ciencia.

Deja un comentario