Las armaduras medievales influían en las batallas, pero no siempre positivamente

Las armaduras medievales influían en las batallas, pero no siempre positivamente

Tengo la impresión de que, de vez en cuando, algún científico en alguna parte del mundo utiliza el material altamente tecnológico del que dispone para jugar con él o para realizar experimentos que ningún otro mortal tiene a su alcance, pero que realmente ¿sirven para algo?

En este caso, un par de investigadores de la Universidad de Leeds han decidido dedicar su tiempo en descubrir cuánto trabajo les costaba a los soldados llevar esas pesadas armaduras durante las batallas medievales. Para ello colocaron una de esas armaduras de 50 kg de peso a un voluntario y lo pusieron a correr en una cinta de correr.

El resultado no es sorprendente: el esfuerzo necesario para correr con una de estas armaduras es el doble. Bien por los investigadores que pudieron comprobar in-situ una idea que seguramente les rondaba la cabeza desde que leyeron por primera vez El Señor de los Anillos o alguna obra sobre los Caballeros de la Mesa Redonda, aunque el experimento oficialmente trata de explicar la influencia de estas armaduras en en la batalla de Agincourt en 1415.

Según el resultado, los franceses habrían tenido desventaja porque al llegar al punto de batalla los soldados ya estaban exhaustos, así que utilizar estas protecciones no parecía ser algo tan positivo en algunos casos.

Si quieres presenciar el experimento puedes verlo en un vídeo detrás del salto, pero creo que de todas formas es resultado es bastante relativo, no es lo mismo correr en una de estas cintas que subir un monte para asaltar un castillo y además en esa época creo que no disponían de máscaras de oxígeno …

Fuente bbc, Universidad de Leeds, geekologie

Deja un comentario