La URSS tenía super soldados de titanio en la II Guerra Mundial (según Pravda)

La URSS tenía super soldados de titanio en la II Guerra Mundial (según Pravda)

El periódico ruso Pravda publicó ayer una noticia bastante curiosa (quizás demasiado) que parece a caballo entre la ciencia-ficción pura y aquellos experimentos que hoy día nos podrían parecer locos pero que fueron tristemente habituales durante la primera mitad del siglo XX.

El artículo de Pravda se basa en el trabajo de un historiador norteamericano, Jeff Strasberg, quien asegura que entre los años 1936 y 1941 la extinta URSS estuvo trabajando en un proyecto secreto que intentaba crear super-soldados modificando sus cuerpos en laboratorio, al más puro estilo Capitán América.

Según este historiador, 300 voluntarios fueron sometidos a diferentes operaciones que consistieron en la aplicación de substancias químicas, drogas e implantes de electrodos en el cerebro para eliminar el centro neurálgico del dolor.

La segunda parte y más llamativa del experimento, suponía la substitución de algunos huesos internos por otros artificiales fabricados con titanio al igual que otros implantes fabricados con el mismo material. La idea era crear super-soldados que llevaran implantadas algún tipo de armadura super resistente que los hicieran menos vulnerables a los efectos de balas y bombas.

Al parecer, estos 300 voluntarios fueron enviados a primera línea de guerra formando una unidad especial, pero fueron aniquilados rápidamente por la artillería alemana, teóricamente porque la inteligencia Nazi tenía conocimiento de su existencia.

Según afirma el artículo de Pravda, al final de la Segunda Guerra Mundial, el ejército norteamericano capturó centros de investigación alemanes y encontró cuerpos cuyos huesos habían sido reemplazados por prótesis de acero.

¿Qué porcentaje de realidad hay en este estudio? Realmente no hay referencias históricas oficiales más que el de este investigador norteamericano y el artículo de Pravda, pero no deja de ser una historia muy llamativa. ¿Un ejército de super-soldados comunistas luchando contra el capitalismo? Seguro que Stalin habría subvencionado gustoso un proyecto de este tipo, justo en una época en la que los científicos con menos escrúpulos no tenían trabas a la hora de realizar experimentos que hoy día nos parecerían impensables, como los que realizaban nazis en laboratorios secretos con seres humanos o los perros de dos cabezas de Vladimir Demikhov en la URSS.

Más información en Pravda, howstuffworks y wired

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario