La memoria de Hitachi que dura ‘para siempre’

La memoria de Hitachi que dura ‘para siempre’

El problema de los dispositivos de memoria es que tarde o temprano caducan, por un lado porque la tecnología avanza y quedan obsoletos ¿alguien utiliza tarjetas perforadas o disquetes? seguramente no, pero aunque así fuera tarde o temprano el material de estas unidades acaba deteriorado debido al paso del tiempo.

Hitachi afirma haber solucionado este problema inventando un módulo de memoria que duraría ‘para siempre’, teniendo en cuenta que decir aquí ‘para siempre’ implica que, en teoría, podría durar miles de años o incluso más.

El invento se basa en unas láminas de cristales de quarzo que contendrían información digital codificada. Lo interesante es que estas láminas son capaces de soportar condiciones ambientales extremas incluyendo temperaturas muy altas o muy bajas sin que la información almacenada sufriera algún tipo de deterioro.

La información digital que se genera cada día va aumentando de forma exponencial y aquí es donde entra en juego la utilidad del invento de Hitachi, porque la idea es conseguir una forma de preservar todo ese volumen de información de forma que esté disponible para futuras generaciones sin que se pierda información.

Los cristales estarían cubiertos de microscópicos puntos sobre su superficie que representarían ceros y unos. Un microscopio sería suficiente para leer la información independientemente del estadio tecnológico en el que se encuentre la informática en el futuro, por ejemplo, si en unas décadas fuera imposible encontrar lectores funcionales de DVD o de disquetes no implicaría la pérdida de información.

Especialmente interesante para asegurar la información que es importante a nivel de gobiernos o empresas. Imagina aquí unos grandes cristales de cuarzo que algún día almacenen todos los datos, archivos, fotografías, textos, mensajes, etc. que se han generado durante la Era Digital. Futurista. Otra cuestión es que, por más duradera que sea esta tecnología, quizás generaciones futuras no serán capaces de leer esa información si tarde o temprano se produce el colapso de nuestra tecnificada civilización. [Vía Ubergizmo]

Leave a Reply