Inquietante: tus hijos podrían parecerse a tus antiguas parejas, sin infidelidad

Parece que los misterios de la genética todavía están por descubrirse y por alcanzar unos niveles impensables hace años. Imagina que tienes un hijo y que este hijo se parece demasiado a un ex de la mujer, uno pensaría que está ante un caso de infidelidad, pero lo cierto es que científicos han descubierto de que puede ocurrir de forma natural, a través de un curioso efecto de transferencia genética.

Aunque suene extraño, la idea no es exactamente nueva, pero en este caso un grupo de científicos han comenzado a experimentar este curioso efecto con moscas. El resultado de estos experimentos lleva a la conclusión de que el tamaño de las moscas-hijas tiene relación con el tamaño de los primeros machos con los que se relacionó la madre.

La explicación es relativamente sencilla. Según parece, algunas moléculas de semen de la primera pareja pueden acabar absorbidos de alguna manera por los óvulos inmaduros de la madre. De esta forma, cuando en un futuro los óvulos comienzan a ponerse en funcionamiento, ya están impregnados de algunas características genéticas del primer ‘padre’ (si se le puede denominar así técnicamente).

En principio, esta idea sólo puede aplicarse oficialmente a moscas, pero será interesante cuando se compruebe (si se llega a hacer alguna vez), si realmente se cumple igualmente en seres humanos.

Leave a Reply