Estos focos hacen la lluvia invisible y no deslumbran a otros conductores

Estos focos hacen la lluvia invisible y no deslumbran a otros conductores

Uno de los momentos más molestos que puedes encontrar mientras vas conduciendo por la noche con tu coche es que se cruce otro vehículo en sentido contrario con las luces largas puestas, no solo es una cuestión de molestia sino que es algo potencialmente peligroso. Parece que esta situación va camino de desaparecer gracias a este invento: unas luces para coche adaptativas que se ensombrecen de forma inteligente cuando otro coche se está aproximando. Gracias.

luces-coche-adaptativas

El sistema inteligente es capaz de ajustarse de forma que puedas ir siempre conduciendo con las luces largas, puedes ver el camino que tienes por delante perfectamente, pero los demás conductores no se verán deslumbrados. Pero no solo eso.

También es capaz de detectar señales en el camino hacia las que te vas acercando y proyectar un haz de luz sobre ellas para que las veas más fácilmente.

Por si fuera poco, también puede proyectar luces sobre la carretera que sirvan como indicadores luminosos en forma de líneas.

luces-coche-adaptativas-2

Para conseguir el truco se ha recurrido a una solución inteligente. Los focos del coche en realidad no son sólo uno, sino miles de ellos con un tamaño muy pequeño. Cada uno de ellos apunta en una dirección diferente, algunos sobre la carretera, otros más arriba, otros hacia la zona más alta donde puedas encontrar señales de tráfico habitualmente.

Un sistema informatizado a bordo se encarga de encender unas u otras según hagan falta. Cuando un coche se acerca en dirección contraria, sólo se encienden los mini-focos que apuntan más abajo, de forma que la carretera queda iluminada, pero los focos que apuntan más alto se apagan, así que no deslumbras a nadie.

Aquí viene la parte más futurista (si cabe) del asunto: El sistema funciona con un tiempo de reacción tan alto que es capaz de detectar la posición de las gotas de agua durante la lluvia, entonces los mini-focos se apagan de forma sincronizada de manera que el agua no se ilumine … el resultado visual es que, aparentemente, parecerá que no está lloviendo.

Lo están desarrollando en la Universidad Carnegie Mellon y quizás lo veas como opción de serie en algún vehículo que compres en no mucho tiempo. Link.

Deja un comentario