Espejos con forma de espejos (valga la redundancia)

Decir que ‘un espejo tiene forma de espejo’ puede parecer redundante e innecesario porque, de hecho, ya son espejos ¿no? La cosa se entiende cuando los ves al completo y te das cuenta de que literalmente la parte del espejo ocupa todo el objeto en sí mismo, incluyendo el marco, mangos, etc.

Bastante original para aquellos que les gusta tener algo diferente aunque en este caso las probabilidades de que el espejo se te rompa de alguna manera aumentan exponencialmente. Aun así seguramente que ya estás deseando tener uno de ellos, si es así puedes echar un vistazo en el enlace que aparece justo abajo aunque aviso que no son especialmente baratos.

espejos-espejos

Estos espejos tienen forma de … espejos. Literalmente. Quizás una forma demasiado recursiva para algunos, pero al menos sabes que son realmente originales.

Están fabricados a mano y los venden aquí por unos 90 euros.

Deja un comentario