El nuevo detector de mentiras: comprobando el ‘efecto Pinocho’ en tu nariz

El nuevo detector de mentiras: comprobando el ‘efecto Pinocho’ en tu nariz

Científicos de la Universidad de Granada han descubierto que el famoso cuento de Pinocho tiene un punto real: cuando cuentas mentiras la nariz no te crece, pero sí aumenta la temperatura de esa zona del cuerpo delatándote si tienes a mano un sensor de temperatura (o si eres un Predator).

Según parece funciona de esta forma, cuando mientes sobre algo tu cerebro, obviamente, lo sabe y en ese momento se pone en acción una zona llamada ínsula. Lo que han descubierto estos científicos es que esta zona del cerebro está relacionada con dos funciones diferentes, una de ellas son las emociones y la otra la temperatura del cuerpo y que ambas están relacionadas entre sí.

Lo interesante aquí es que puedes utilizar cámaras térmicas para analizar la temperatura corporal de una persona y descubrir ciertas cosas que pensabas que estaban ocultas. Por ejemplo, cuando estás realizando un esfuerzo mental extra la temperatura general de tu cara desciende, cuando estás sufriendo un ataque de ansiedad la temperatura sube y cuando estás diciendo una mentira tu nariz se vuelve más caliente.

Esto significa que con un simple análisis de temperatura corporal alguien podría saber mucho sobre ti, incluso saber si eres sincero o no cuando respondes a una pregunta. [Vía Popsci]

Deja un comentario