El misil no-letal de Boeing siembra el caos inutilizando ordenadores, móviles y semáforos

El misil no-letal de Boeing siembra el caos inutilizando ordenadores, móviles y semáforos

Cuando uno piensa en misiles y armamento vario siempre imagina que se trata de artilugios ideados para hacer daño a alguien, ya sea para matar o para herir. Sin embargo, con los tiempos que corren existe una nueva corriente en la ‘inteligencia militar’ que está llevando a una nueva generación de armamento con un fin bastante curioso: deshabilitar cualquier elemento electrónico que se encuentre cerca.

Boeing es una de las compañías que andan detrás de la investigación de este tipo de armamento anti-electrónica y, al parecer, ya tiene listo el que han bautizado como CHAMP, High-powered Microwave Advanced Missile Project o Proyecto de Misil Avanzado de Microondas con alta energía. El nombre en sí mismo puede parecer inquietante pero, además, el funcionamiento del arma y los efectos realmente lo son.

Aunque pueda parecer simplemente ‘un fastidio’ que un arma de este tipo te deje sin ordenador o sin teléfono móvil la cuestión es mucho más seria desde el punto de vista de que la civilización occidental se ha vuelto 100% dependiente de la tecnología. Por poner un ejemplo, muchos vehículos disponen de sistemas electrónicos de arranque, el sistema informatizado que se encarga de gestionar las bombas que llevan agua a tu ciudad, la alimentación eléctrica, paneles de control de centrales nucleares, sistemas de alarma anti-robo, semáforos y farolas, … prácticamente todo quedaría inutilizado, así que un misil como este supondría literalmente detener la mayor parte de la actividad de una ciudad con las consecuencias que ello conlleva.

Como extra, la zona afectada por este misil anti-electrónica quedaría virtualmente incomunicada del resto ya que todas las centrales de telefonía, tv digital, conexiones a Internet, etc. están controladas igualmente por sistemas electrónicos.

Hasta ahora, este tipo de pulsos electromagnéticos capaces de inutilizar cualquier artilugio electrónico en una amplia zona sólo se conseguía como efecto secundario después de la explosión de una bomba nuclear, sin embargo este tipo de nuevos misiles permiten simplemente apuntar a un objetivo e inutilizarlo sin que nadie se de cuenta de lo que ha ocurrido. [Vía Engadget]

Deja un comentario