Construyen mini avión de espionaje casero que entra en tu WiFi y escucha tu teléfono móvil

Construyen mini avión de espionaje casero que entra en tu WiFi y escucha tu teléfono móvil

Últimamente, el mundo hacker ha estado bastante presente en medios de comunicación de todo el mundo debido a diferentes ataques que se han estado realizando contra empresas y organizaciones diversas, pero si eso te había impresionado prepárate porque todavía hay más.

Mike Tassey y Richard Perkins son un par de expertos en seguridad, uno es un ex-trabajador de las fuerzas Aéreas norteamericanas y otro se dedica a la fabricación de maquetas. Parece que no tenían otra cosa que hacer en su tiempo libre que dedicarse a diseñar y fabricar el avión de color amarillo que ves en las imágenes inferiores.

Aparentemente, solo es uno de esos pequeños aviones que utilizan muchos fans del mundo de las maquetas, pero en su interior encierra alta tecnología orientada al espionaje y eso incluye sobre volar tu casa e introducirse en tu red Wi-Fi o captar tus conversaciones por teléfono móvil.

El diseño externo está ideado para que un radar lo confunda con un pájaro grande e incluso utiliza un motor eléctrico en lugar de uno de gasolina para evitar emitir ruidos o lanzar humo al aire que parezca sospechoso. Su carga está compuesta por un sensor GPS que detecta su posición geográfica que le permite dirigirse automáticamente hasta un destino pre-programado sin que nadie tenga que guiarlo con algún sistema de control inalámbrico a distancia.

mini avion espía

Una vez que ha alcanzado la ‘zona de ataque’, activa sus sensores Wi-Fi y GSM para detectar redes inalámbricas en el área. Un ordenador a bordo basado en Linux incluye una serie de herramientas de hacking, incluyendo una base de datos con un diccionario de 340 millones de palabras para intentar adivinar contraseñas para acceder a las redes WiFi que encuentre y a teléfonos móviles.

Una vez que ha conseguido crackear algún sistema es capaz de capturar datos o conversaciones telefónicas que almacena en una memoria interna de 32GB. ¿Sorprendente? Sin duda, pero me parecen aún más inquietantes aquellos sistemas de espionaje que ni siquiera puedas imaginar que existen actualmente.

Fuente forbes

Deja un comentario