Camarones se suicidan por tomar prozac tirado al agua

Camarones se suicidan por tomar prozac tirado al agua

Según científicos de la Universidad de Portsmouth, los camarones que viven en el mar se están volviendo más temerarios llegando incluso al punto de cometer suicidios en masa. El culpable de esta situación sería prozac y otros medicamentos similares que acaban desechados y tirados al mar por la industria farmacéutica. Como ya sabrás, Prozac (o fluoxetina) es uno de los medicamentos que se utilizan desde hace años para evitar estados depresivos en personas que hayan sufrido problemas personales o tengan problemas psicológicos. Cuando los camarones ingieren los restos de prozac que se encuentran en el agua de repente se hacen más temerarios, parece que dejan de tener cualquier tipo de sensación relacionada con miedo y se vuelven vulnerables a depredadores cercanos, como peces y pájaros.

camarones-prozac

Normalmente, los camarones tienen tendencia a alejarse de zonas luminosas y a permanecer en lugares donde la iluminación es menor, de esta forma se encuentran ocultos ante posibles peligros que les rodeen. El prozac en humanos aumenta los niveles de serotonina en el cerebro lo cuál ayuda a hacerte sentir ‘más feliz’, pero en el caso de los camarones el efecto que parece inducir los empuja a acercarse a fuentes de luz, donde son más visibles y donde prácticamente se ponen en bandeja para cualquier depredador cercano, yendo en contra de sus propios instintos primarios.

La cuestión es que la contaminación a la que se someten los océanos del mundo no solo está compuesta por ‘basura’, sino por componentes químicos de todo tipo. ¿Qué estamos bebiendo exactamente cuando abrimos el agua en casa? Por otro lado, estos camarones y peces que parecen estar ‘colgados’ con prozac y otras substancias acaban en la pescadería más cercana a tu casa. [NationalGeographic, dailymail]

Deja un comentario