Así es por fuera el diseño del coche de Google que conduce sólo

Seguramente ya sabes que Google lleva años desarrollando un coche que conduce solo y que tiene el proyecto bastante avanzado. Lo que faltaba por conocer es un detalle: hasta ahora el diseño del sistema se basaba en la parte electrónica, sensores, ordenador a bordo, etc. … pero ¿y el diseño externo? Pues los más curiosos ya tienen un primer prototipo listo para ser utilizado en pruebas, y lo cierto es que creo que no dejará a nadie indiferente. Personalmente, creo que vi un modelo similar aunque no recuerdo si fue en una feria o en la sección de juguetes de unos grandes almacenes.

coche-conduce-solo-google-prototipo

Dejando a un lado el apartado estético, este nuevo prototipo está muy avanzado, hasta el punto de que ya no necesita el control de humanos en ninguna situación (tal como ocurría en versiones previas del sistema). El interior también es curioso, porque no dispone de pedales ni de volantes, según Google ya no son necesarios.

De hecho, el curioso diseño externo del vehículo no obedece sólo a una cuestión estética, está diseñado así para eliminar puntos de visión muertos y que los sensores puedan obtener una visión de 360 grados de forma efectiva.

A la izquierda el prototipo real, a la derecha una recreación digital de un futuro modelo
A la izquierda el prototipo real, a la derecha una recreación digital de un futuro modelo

De este modelo se fabricarán 100 unidades que irán a parar a manos de voluntarios para que realicen pruebas durante un tiempo en modo test, este modo incluye velocidades menores de 40km/h, cristales flexibles y parte frontal de espuma para evitar daños en caso de colisión con peatones y ciclistas.

De ahí, el siguiente paso es encontrar una marca de vehículos que quiera fabricar los modelos en serie. La cuestión es si acabarán teniendo tanto éxito como para desplazar a los vehículos clásicos ¿acabarán siendo obsoletos? ¿te comprarías un coche así o prefieres tener las manos sobre el volante?

En el vídeo de abajo puedes ver cómo algunos se atreven a subirse al coche de dos plazas donde nadie conducen, personas mayores, un ciego, incluso un niño sentado en lo que sería el asiento del conductor, como si fueran pasajeros, alguno dirá que viajar así es más aburrido.

Deja un comentario

Cerrar menú