Aerogel, el material ‘milagroso’ transparente, más ligero que el aire y más fuerte que el acero

Aerogel, el material ‘milagroso’ transparente, más ligero que el aire y más fuerte que el acero

Hablar de aerogel casi parece transportarte a algún mundo salido de la ciencia ficción o incluso a una de esas historias que puedes leer en libros arcaicos donde se habla de objetos milagrosos capaces de multiplicar algo de comida o de realizar alguna proeza asombrosa.

En este caso, el aerogel traspasa la frontera de la ficción pero sin perder un aire que roza lo místico cuando descubres sus propiedades: es transparente, es más ligero que el aire, es inmune al fuego y soporta miles de veces su propio peso. Si alguna vez lo utilizas en un juego de adivinanzas seguro que ganas (a menos que juegues contra Sheldon Cooper).

El truco que se encuentra detrás de este material es básicamente utilizar una substancia gelatinosa especial y substituir el agua que se encuentra en su composición por un gas. El primer efecto es que te encuentras con un material con aspecto de humo sólido que se puede tocar, con una densidad extremadamente baja, muy poroso, con un peso muy bajo pero sorprendentemente es capaz de soportar 1000 veces su peso.

Casi no se ve, pero este ladrillo de varios kg de peso está sobre un bloque de 2gr de aerogel

Sin embargo la cosa no queda aquí, porque además de su capacidad para soportar pesos presenta otros ‘super-poderes’. El más llamativo es la resistencia a las altas temperaturas. Si colocas unas cerillas sobre una lámina de aerogel y aplicas justo debajo la llama proveniente de un soplete encendido el resultado es este:

El aerogel más perfecto que se ha conseguido hasta el momento tiene propiedades de transparencia que de momento no llega al 100%, pero imagina algo así tan transparente como la lámina de cristal de una ventana.

Por si fuera poco, también es resistente al frío y tiene capacidades de aislamiento acústico. Curiosamente, se descubrió hace más de 80 años. Si te preguntas por qué no es un material habitual hoy día la respuesta es bastante previsible: es caro y costoso de fabricar, pero el día que alguien consiga un método industrial económico prepárate a encontrar vehículos casi indestructibles, escudos invisibles aislantes del fuego, del frío y del sonido y aviones transparentes con estructuras tan ligeras que necesitarían de muy poco combustible para elevarse en el aire. [Fuente e imágenes Wikipedia, dornob, vía mail]

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. alandradeinc

    hola,

    por lo que veo es buen aislante a las temperaturas y aca en texas estamos batallando un poco con los aislantes, esta podria ser una buena alternativa dependiendo del costo por metro o pie cuadrado.

    saludos

    Al

Deja un comentario