Cafetería con impresora 3D fabrica un clon tuyo en forma de golosina

A partir de ahora en ciertas ciudades de Japón podrás convertir en una frase literal eso que a veces se le dice a los hijos o a las novias de ‘te voy a comer’, al menos lo que sí puedes hacer es comerte un clon de la persona que elijas con sabor a golosina de gelatina como acompañamiento al café.

impresora-3d-golosina-japon

La cadena de cafeterías se llama FabCafe y lo que hacen es utilizar una de esas cada vez más populares impresoras 3D capaces de utilizar comida como fuente para imprimir formas diversas. En este caso concreto puedes acudir a la cafetería y pedir que te escaneen para luego obtener una versión de ti mismo en miniatura con sabor a gelatina. Lo que hagas luego con eso es cosa tuya, quizás quieras comerte a ti mismo o regalárselo a alguna persona para comprobar el efecto que produce en su cara ¿sorpresa? ¿extrañeza?.

La parte negativa es que cada ‘clon’ de golosina cuesta como 50 euros, bastante caro para ser tan solo una golosina pero puedes esperar que este tipo de productos basados en impresoras 3D acaben rebajando su precio como ocurre con cualquier tecnología nueva que termina popularizándose. [Vía dvice]

Deja un comentario