Abortan el aterrizaje de un avión de pasajeros en Australia porque el piloto estaba ocupado con un SMS en su teléfono móvil

Está claro que los teléfonos móviles han cambiado radicalmente el mundo, pero no siempre de forma positiva. Atender a tu móvil mientras vas conduciendo el coche puede ser fuente de algún accidente, incluso si vas distraído caminando por la calle es posible que te encuentres con un oso. Sin embargo, el colmo de este tipo de situaciones la encuentro en Australia, donde se ha visto envuelto en el asunto nada menos que un avión de pasajeros a punto de aterrizar.

El avión venía camino de Singapur y se encontraba a una altura de apenas 500-600 metros cuando el teléfono móvil del piloto comenzó a pitar avisando de que tenía un mensaje entrante.

Parece que al piloto no se le ocurrió otra cosa que, justo en ese momento, coger el teléfono móvil.

Ni que decir tiene que el copiloto, que consiguió salvar la situación en el último momento, notó que algo malo estaba pasando. Al echar un vistazo a los instrumentos del avión se dio cuenta de que había un aviso de que no se había desplegado el tren de aterrizaje.

A 120 metros del suelo, el capitán activó el tren de aterrizaje ‘de forma instintiva’, pero aun así saltó la alarma de ‘demasiado bajo’ indicando que a esa altura las ruedas de aterrizaje deberían estar desplegadas y bloqueadas adecuadamente.

En el último momento, se abortó el aterrizaje y, después de todo, el piloto se ha defendido diciendo que solo estaba intentando quitarle el sonido al móvil porque se le olvidó hacerlo antes de despegar.

La consecuencia directa es que la compañía ha decidido obligar a los pilotos a que apaguen sus teléfonos móviles antes de despegar pero ¿cómo van a asegurarse? Inquietante pensar que un simple SMS sea capaz hoy día de producir una catástrofe. [Ubergizmo]

0 comments… add one

Deja un comentario